martes, 18 de mayo de 2010

Primer capitulo: Diseño de una vida


Me llamo Sophie Meyer y actualmente vivo en Nueva york, una de las ciudades mas alucinantes del mundo ya que te puedes encontrar de todo, desde el bolso mas exclusivo de Chanel hasta la falda mas horrible del mundo; vivo con mi madre en un apartamento de Brooklyn, en el que sobre vivimos gracias al sueldo de profesora de literatura de mi madre y a una paga recibida desde Italia de un hombre al que creo que he visto menos de diez veces en toda mi vida y al que yo llamo Marco y que mi madre le suele llama "el imbécil de tu padre", mi padre es italiano y vive en Milán, como ya he dicho antes no le veo mucho, la única información que recibo y así se que esta vivo es por la paga que recibo todos los meses, y también con esta paga me envía dinero para que me compre alguno de mis caprichos o algún regalo que casi siempre suele ser ropa, debido a que cuando cumplí 13 años me recibí uno de los pocos e-mails que me envía preguntándome que quería que me enviase apartir de ahí y como es lógico yo le conteste que ropa de diseñadores italianos,y el único tipo de contacto que tengo con mi padre es por e-mail, porque esporádicamente tengo algunos e-mails suyos intentado hacer como si se interesa por mi, a mi me gustaría verle mas porque es mi padre y creo que algo le quiere pero siempre pone las mismas escusas: el "no nos podemos ver estoy muy ocupado, ya sabes tengo mucho trabajo ¿lo intentamos para otra vez?" esto es cuando por casualidad se pasa por la ciudad pero cuando esta en Milán y le propongo que yo valla a allí me dice que no podrá atenderme y que no merece gastar el dinero para nada; y alomejor es verdad que esta muy ocupado ya que tiene una cadena de hoteles y restaurantes a su nombre por toda Italia o algo así, pero un padre siempre tiene un hueco para su única hija aunque sea por poco tiempo, pero con el paso del tiempo ya me he acostumbrado, mi padre de lo único que se encarga es de pagar mi educción y se ha encargado de que valla a uno de los mejores colegios de Nueva York el "Geneva Shool Fortes pro Veris" en este colegio la mayor parte de los alumnos tienen tanto dinero que con la mitad de su paga podrían comprar el edificio donde yo vivo y el de alado. Las chicas siempre están fabulosas aunque tengan que llevar ese horroroso uniforme y si no eres como ellas te miran por encima del hombro, porque según ellas son superiores que tú por tener mucho mas dinero, y los chico son unos chulos que se piensan que porque tienen dinero te pueden utilizar y comprar como se les antoje y como no eres una chica que se compare a ellos te pueden dejar como si fueras su coche carisimo del año pasado, todo esto me recuerda un poco a "Gossip Girl" aunque sin reina cotilla y que aun no he encontrado a mi Dan particular,pero apesar de todo también he encontrado amigos, pocos pero les he encontrado, uno de ellos es Jake un chico que puede llegar a ser insoportablemente gay, pero que tiene tanto estilo y glamour como cualquier chica del instituto pero sin llegar a ser tan creído, también esta Holly una chica que desde que murió su madre cambio totalmente su personalidad y dejo de ser tan como el resto de las chicas de clase,casi todos lo viernes nos íbamos de compras juntos y generalmente yo solo pedía comparar algo en las tiendas que íbamos cuando mi padre me enviaba para mis caprichos para sustituir su ausencia, para aumentar mi fondo de armario también creaba mi propia ropa, me encantaba diseñar siempre me había gustado desde pequeña que le hacia la ropa a mis barbies, pero ahora estaba bastante bien lograda, y me encantaba, mi madre siempre me apoya en esto porque es mi sueño siempre y cuando no le quite tiempo a los estudios, mi madre es una persona fantástica siempre hace algo para que me sienta mejor en los malos momentos, y siempre ha conseguido hacerme feliz, mi madre es profesora de literatura en un instituto de Brooklyn y es feliz en su trabajo; mis padres se separaron cuando nací yo, mi madre fue a Italia cuando termino la carrera con sus amigas y fue entonces cuando conoció a mi padre se gustaron y tuvieron una noche de pasión y de ahí salí yo, cuando mi madre se entero que estaba embarazada mi madre se lo contó a mi padre pero le dijo que no hacia falta que se hiciese cargo de nada, pero el insistió en que también era su responsabilidad, al final llegaron al trato de que el solo me pagase la educción y algunos gatos y no tengo nada mas de el ni siquiera los apellido, tengo el apellido de mi madre Helen Meyer a mi padre esto no le molesto para nada asique así se quedaron las cosas.

1 comentario:

  1. me encanta tu historia :)
    pasate por mi blog si quieres un besoo

    ResponderEliminar